La Puerta del Sol grita ‘Sí a la Vida’

Dossier de Prensa

Manifestación 23 de marzo de 2014. Apoyada por más de 490 asociaciones y entidades cívicas.

Por la Vida, la Mujer y la Maternidad: Sí a la Vida


Índice

1.- Nota de Prensa de Convocatoria

2.- Asociaciones Plataforma SI A LA VIDA

3.- Adhesiones Internacionales

4.- Testimonios

4.1.- Testimonio de Inés, madre de niño que muere a los 11 meses

4.2.- Testimonio de Paola, mujer que abortó

4.3.- Testimonio de Sergio, joven que apoyó a su novia embarazada en circunstancias difíciles

4.4.- Testimonio de Sofía, superviviente de un aborto

4.5.- Testimonio de Miguel Ángel, Síndrome Down

5.- Gala SI A LA VIDA

5.1.- Horario Aproximado para el Acto

6.- Manifiesto

7.- Apuntes Históricos sobre el 25 de Marzo, Día Internacional de la Vida

8.- Datos generales sobre la manifestación

8.1.- Hora

8.2.- Lugar

8.3.- Escenario

8.4.- Otros datos de interés general

8.5.- Página Web

9.- Concentraciones en toda España


1.- Nota de Prensa

Impulsada por la Plataforma ‘SÍ A LA VIDA’, apoyada por más de 500 asociaciones y entidades cívicas

Un año más, una gran manifestación

en Madrid será el acto central del

Día Internacional de la Vida en España

El 23 de marzo a las 12:00 una gran manifestación partirá desde la Plaza de Cibeles y terminará en la Puerta del Sol, como acto central del Día Internacional de la Vida.

“SÍ A LA VIDA” será el lema; un mensaje unitario que pretende la defensa de la vida desde su concepción hasta el final de la misma de forma natural. Este año la manifestación pretende hacer especial hincapié en la defensa de la vida, la mujer y la maternidad.

La Plataforma ‘SÍ A LA VIDA’ hace extensible la convocatoria a toda España, animando a que en cada localidad se realicen concentraciones simultáneas a la de Madrid.

Madrid 27 de febrero de 2014.- La Plataforma ‘SÍ A LA VIDA”, impulsada por 504 entidades de la sociedad civil y coordinada por la Federación Española de Asociaciones Provida, presentó esta mañana en rueda de prensa la convocatoria conjunta de una concentración con motivo del Día Internacional de la Vida, que se celebra cada 25 de marzo en todo el mundo, además del calendario y formato de los diversos actos que tendrán lugar en torno a esta fecha. Estuvieron en la mesa: Amelia Díaz, portavoz de la Federación Española de Asociaciones Provida, Carmina García-Valdés, Directora General de la Fundación REDMADRE, Lorena Díaz portavoz de Derecho a Vivir, Elisa Garrido, Portavoz de +VIDA, Inés Cuartero, portavoz de la Plataforma “Sí a la Vida” y Manuel de Cominges, Coordinador de la Plataforma “Sí a la Vida”,

El acto, que está previsto para el domingo 23 de marzo a las 12:00 h tendrá como objetivo la defensa y reivindicación de la vida como principal derecho humano, consistirá en una manifestación que partirá desde la Plaza de Cibeles y terminará en la Puerta del Sol. La Plataforma ‘SÍ A LA VIDA’, junto con todas las entidades cívicas impulsoras del acto, pretenden perpetuar en el tiempo esta cita por la vida, que comenzó en 2011 y que cuenta con una gran aceptación en todo el territorio español, donde se realizaron numerosas concentraciones, tal y como sucede en muchos otros países: Francia, Estados Unidos, México, Argentina…, cada año entorno al Día Internacional de la Vida.

En este sentido, Inés Cuartero destaca que “Esta manifestación es un testimonio de que sigue firme nuestro compromiso a favor de cada vida humana en toda circunstancia. Este año, en especial reivindicamos la urgente necesidad de políticas de ayudas reales a la mujer, que le permitan ejercer en libertad su derecho a ser madre. Desde la Plataforma SI A LA VIDA, seguiremos trabajando con constancia por la cultura de la vida y sus frutos, para que se respete el primer derecho humano, el derecho a la vida. Haremos oír nuestra voz ante quienes están mirando hacia otro lado sin asumir el gran compromiso social que supone la defensa de la vida.”

Los portavoces de la Plataforma ‘SÍ A LA VIDA’ señalaron que, al igual que en años anteriores, se celebrarán concentraciones similares en el resto de localidades de la geografía española, además de las múltiples actividades que se organicen entorno al Día Internacional de la Vida. El impulso de una imagen positiva de la vida desde su concepción hasta el final de la misma de forma natural es el carácter que da sentido a esta convocatoria anual. A este respecto, Cuartero señala: “La sociedad española debe ser pionera en la defensa de la vida, más ahora cuando se está debatiendo un anteproyecto de ley que puede ser muy importante para que toda Europa se replantee el acostumbramiento al aborto legal establecido

El lema elegido para la celebración de esta concentración, sigue siendo el mismo que en años anteriores y responde a las palabras: “SÍ A LA VIDA”, un mensaje unitario en defensa de la vida que reivindica los siguientes postulados:

• Es una respuesta afirmativa, positiva, a favor de la vida; de la vida de todos, en cualquier circunstancia.

• Una respuesta que va a ser firme y decidida ante cualquier situación o reto que se presente.

• Un compromiso personal y social que nos empuja a construir, a curar heridas del pasado y a vivir el presente aportando cuanto esté en nuestra mano al servicio de la vida y su dignidad.

La portavoz de la Plataforma ha destacado que “este año la manifestación tiene  como objetivo prioritario la defensa, el amparo y la protección tanto de la vida más indefensa -la del niño por nacer- como la de su madre embarazada. Una sociedad no progresa y está abocada a un verdadero suicidio demográfico si no protege la vida de sus ciudadanos, si no cuida de la mujer embarazada ofreciéndole todo su apoyo y ayuda.”

Este año en particular, la Plataforma ‘Sí a la Vida” toma como segundo lema “POR LA VIDA, LA MUJER Y LA MATERNIDAD” un mensaje igualmente unitario que reivindica:

• Políticas activas y eficaces de protección a la maternidad y a la familia

• Un apoyo real a la mujer embarazada que le permita ejercer su derecho a la maternidad

• Un compromiso público con la maternidad y la vida como bienes sociales.

La convocatoria que se apoya en un acto de carácter aconfesional y apolítico contará con testimonios e intervenciones de diferentes personas que han apostado por la vida, a pesar de las dificultades, así como actuaciones musicales en directo. El coordinador de la Plataforma ‘SÍ A LA VIDA’, Manuel de Cominges, ha adelantado que “el acto será un reflejo del compromiso de la gran mayoría de la sociedad española con el derecho a la vida. Haremos lo que mejor sabemos hacer: prestar nuestra voz a los que no tienen voz, mostrando la belleza y la importancia de cada vida humana, en cualquiera de sus fases.”

Durante la rueda de prensa también se anunció la posibilidad de contribuir con la causa de manera económica a través de una cuenta corriente: ES36 21052116201242000149 o mandando un SMS con el texto AYUDA (espacio) VIDA al 28099, de este modo 1.20€ serán donados íntegramente a la Plataforma ‘SÍ A LA VIDA’. Todos estos datos se pueden encontrar en la página web: www.sialavida25m.org.


2.- Asociaciones Plataforma SI A LA VIDA

ACdP

ADEVIDA

AEDOS

Asociación de Bioética de Madrid (ABIMAD)

FUNDACION EDUCATIO SERVANDA

Asociación Familias para la Acogida

Asociación Medicina y Vida

Asociación para la Defensa de las Libertades y los Derechos Civiles (LyDC)

Asociación para Renovación Cultural y Pedagógica (Arcyp)

ASADE (Asociación Sanitaria Democrática)

Centro Jurídico Tomás Moro

CIDEVIDA

CIVICA

CONCAPA

Derecho a Vivir

E-cristians

España Educa en Libertad

Evangelium Vitae

FAPACE

Familia y Dignidad Humana

Federación Española de Asociaciones Provida

Federación Española de Farmacéuticos Católicos

Foro Español de La Familia

Fundación Derecho y Libertad

Fundación Madrina

Fundación RedMadre

Fundación Tepeyac

Fundación Vida

Grupo Libres

Grupo provida (Madrid)

Hazte Oir

HOGARES DE SANTA MARIA

Instituto de Política Familiar

Madrid Educa en Libertad

MAS VIDA

Médicos por la Vida

Nova Invicta

One of US

Pacto por los derechos y libertades

Plataforma Cívica en Defensa y Promoción de la Familia,

Plataforma Ley y Farmacia

Profesionales por la Ética

Provida Alcalá

Red Misión

RENAFER

SOS Familia

Unión Familiar Española (UFE)

Universidad Francisco de Vitoria (UFV)

3.- Adhesiones Internacionales

Acçäo Família (Portugal)

Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia (UE)

Aktion Kinder in Gefahr, DVCK, (Alemania)

Amdelar – Asociación de Mujeres Latinoamericanas en La Rioja (Internacional)

Ángel de la Esperanza (EEUU)

Asociación Católica Internacional de Servicios a la Juventud Femenina (Guadalajara ACISJF            Internacional)

Asociación Civil EVA, Evangelium Vitae de Argentina (Argentina)

Asociación Costarricense para el Estudio y la Difusión de la Bioética (Costa Rica)

Asociación de Enfermeros Latinoamericanos de Madrid (Internacional)

Asociación Gran Capitán pro-life (Noruega)

Associação Emergência Social (Portugal)

Associazione Voglio Vivere, (Italia)

Brussels March for Life (Bélgica)

C-FAM Catholic Family & Human Rights Institute (EEUU)

Ciprofam Internacinal

Concerned Women for America (EEUU)

DAV Argentina (Argentina)

Derecho a vivir Latinoamérica

Derecho a Vivir (Perú)

Droit de naitre  (Francia)

Elegimos la vida, (La Plata, Argentina)

Elpodium.org

Ética y Derecho Asociación de Abogados Provida de Arequipa -Perú (Perú)

Federação Portuguesa pela Vida   (Portugal)

Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos

Fédération Pro Europa Christiana, (Francia)

Foro de la Vida y la Familia, (Argentina)

Foro Uruguayo de la Familia (Uruguay)

Forum Zivota (Forum for Life), (Slovakia  Elsovaquia)

Frente Universitária Lepanto, (Brasil)

Fundación Argentina del Mañana (Argentina)

Fundación Lawton de Derechos Humanos, la Habana, (Cuba)

Generation pour la Vie (Brussels)   Bélgica

Gran Capitán Pro-Life (Noruega)    Noruega

Hispanos Pro-Vida, Carolina del Sur, (EEUU)

Hnutí Pro život ČR, (República Checa)

Instituto Latinoamericano de la Familia (ILFAM)

Jesucristo Vida Da, Carcas, (Venezuela)

Jóvenes por la Vida, Chihuahua, (México)

Juventud Dignidad y Vida (Ciudad Juárez, México)

Levantamos la voz , por los que no tienen VOZ (Argentina)

Milicia de Santa María (Perú)

Misión Carismática Internacional

Movimiento Apostólico de Schoenstatt, Casilda (Santa Fe, Argentina)

Movimiento Internacional Pro familia y Pro vida

Muévete (Chile)

National Centre for the Family

New Women for Europe (UE)

Oikeus elämään provida (Finlandia)

ONG Madre Teresa de Ayuda a los Niños de la India (India)

Österreichische Gesellschaft zum Schutz von Tradition, Familie und Privateigentum, (Austria)

ÔYOFÔ (Costa de Marfil)

Plataforma Unidos por la Vida (Colombia)

Polish Federation of Pro-Life Movements (Polonia)

Por la Paz del Campo Asociación Civil (Argentina)

PROVIDA DEJALO VIVIR (Argentina)

Red Pro Vida Bahía Blanca (Argentina)

REDMADRE (Argentina)

Schreeuw om Leven, Cry for Life (Holanda)

SOMOS+ (El Salvador)

St Columba Catholic Church ( Dublín Irlanda)

St Patricks Catholic Church Donabate (Dublín Irlanda)

Stowarzyszenie Kultury Chrześcijańskiej im, (Polonia)

Tradition Family Property, TFP, (Australia)

Tradition, Family, Property Association (Reino Unido)

Vida Humana Internacional           Internacional

Voto por la Vida (Perú)

4.- Testimonios

4.1.- Testimonio de Inés, madre de niño que muere a los 11 meses

En septiembre del año 2009, con treinta años y esperando a mi segundo hijo acudí como es habitual a la ecografía que todas las embarazadas nos hacemos entorno a la semana 20 de gestación. Esa que todas esperamos con ilusión para conocer el sexo de nuestro bebe. Aún recuerdo el camino hasta el centro de ecografías pensando en los nombres que teníamos planeados según fuera niño o niña, allí me esperaba mi marido. Estaba en la semana 19 del embarazo, por fin el medico se paro, y sus palabras fueron: “Es un niño, pero no está bien, tiene mal el corazón”. Ese niño era mi hijo Juan Pablo, y a partir de ahí comenzó una verdadera historia de lucha por la vida.

En aquel instante y a la vez que se me llenaban los ojos de lágrimas algo más fuerte que yo recorrió todo mi cuerpo, un fuerte instinto me decía que tenía que sacar a mi hijo adelante como fuera. Inmediatamente comencé a preguntar al medico si se podía operar y donde, pero el me dijo que desconocía si aquella patología era compatible con la vida y que me pondría en contacto con unos especialistas en cardiología infantil para que me explicaran que le pasaba al corazon de mi hijo “por si tenía que tomar alguna decisión porque ya quedaba poco tiempo”. – En aquel momento mi corazón también sufrió, junto a la lógica preocupación de una madre por la salud de su hijo se unió el dolor y la profunda pena de tomar conciencia de que muchas personas consideraban que la vida de mi hijo valía menos y que no merecía la pena. Aquello me dolió y me seguiría doliendo durante todo el tiempo que vivió, y hoy me sigue doliendo cuando veo planear las dudas sobre la vida de otros niños como mi hijo.- Así que en aquel momento dije: “Mi decisión está tomada, mi hijo va a nacer, aunque nazca y muera el tiene que tener su oportunidad”.

Así comenzaron nuestras visitas a los especialista, en cada una de ellas nos volvieron a preguntar si queríamos seguir adelante con el embarazo, y en todas de nuevo la misma sensación, la misma respuesta. Recuerdo con cariño las lágrimas emocionadas de una doctora al decirle que queríamos a nuestro hijo. Aquella muestra de humanidad, afecto y comprensión no se me olvidará jamás.

La cardiopatía de Juan Pablo era compleja, no tenía una curación definitiva, no existía una cirugía reparadora, desde el principio supimos que la vida de Juan Pablo no sería muy larga. Pero la ilusión de hacerle feliz el tiempo que fuera posible fue siempre más fuerte que el miedo a perderle. Junto a la patología cardiaca nos hablaron de la posibilidad de que Juan Pablo tuviera Síndrome de Down, si bien rechazamos cualquier diagnostico previo ya que una amniocentesis no nos hubiera aportado ningún dato que ayudará a sacarle adelante, solamente satisfacer una curiosidad que no teníamos. Sea como fuera le queríamos. Era nuestro hijo.

Finalmente nos decidimos por un hospital con un equipo de cardiólogos infantiles de primera línea tanto en lo profesional como en lo humano, que lucharon por Juan Pablo hasta el final.

Así tras multitud de visitas médicas y ecografías, en las que íbamos conociendo que la cardiopatía de Juan Pablo se complicaba cada vez más llego el 24 de febrero. Me indujeron el parto para que estuviera todo controlado. Podía pasar cualquier cosa. Un medico amigo de la familia le comentó a mis padres que “no nos hiciéramos muchas ilusiones, era muy difícil”….. Aún así yo tenía ilusión, lleve al hospital mi maleta con la ropita que le había ido preparando, sus pijamas, sus bodys… aun sabiendo que seguramente no los iba a utilizar mi corazón de madre quiso preparar todo como si no le pasará nada. Era mi manera de decir que le quería y que me daba igual lo que le pasara. Paseos por el hospital, gotero y por fin a las 18.30 nació Juan Pablo. El paritorio se lleno de médicos, la comadrona me confeso al oído que Juan Pablo había generado mucha expectación y por fin, allí estaba. Lo había conseguido, me lo dejaron unos segundos. Lo justo para darle un beso, decirle te quiero y “VAMOS JUAN PABLO, LA VIDA TE ESPERA”. Lo trasladaron rápidamente a la UCI y allí logró aguantar cinco días hasta su primera cirugía. Contra todo pronostico Juan Pablo estaba allí por si solo, sin maquinas que le mantuvieran. Su primera operación a los cinco días de vida duro cerca de diez horas. Diez interminables horas. El cirujano que nos informo sobre el proceso quirúrgico lo califico como algo “difícil, pero no imposible”. Una vez superada la operación nos esperaba un largo y durísimo postoperatorio. Había superado la cirugía pero algo no marchaba bien. Un día nos informaron que Juan Pablo había sufrido una falta de oxigeno, que no sabían cuando había sido y que previsiblemente tendría unos daños neuronales importantes. A partir de ahí comenzó una larga lucha por demostrar que nuestro hijo Juan Pablo podía salir adelante, que tuviera lo que tuviera le queríamos, que fuera rubio o moreno, alto o bajo, con el corazón bueno o malo, con daños o sin daños……. seguía siendo Juan Pablo, que su vida valía lo mismo que la de cualquier niño, que nuestro hijo Juan Pablo iba a vivir y a conocer a su familia.

Es ahí cuando de nuevo te aterroriza la idea de que alguien se pueda arrogar la facultad de decidir o de opinar sobre que vidas merecen o no la pena. Es ahí cuando la naturaleza pone de manifiesto una gran evidencia: que la vida hay que lucharla hasta el final. Más de una vez estuvo a punto de dejarnos, pero de nuevo Juan Pablo lo lucha, y contra todo pronostico, incluso contra los pronósticos más devastadores, conseguimos salir del hospital. Casi siete meses de hospital.

Juan Pablo es una historia de lucha y de superación. Un corazón imposible, unos daños neuronales que alguno se aventuro –equivocadamente- a decir que le impedirían respirar, y…………… una sonrisa juguetona y picarona, uno ojos llenos de vida, un corazón inmenso y cautivador, y unos padres, hermano, abuelos, primos, tíos, amigos…….enamorados de un Juan Pablo único e irrepetible.

Estuvo con nosotros 15 meses. Unos meses intensísimos en los que aprendió a comer, a hacer ruiditos, a sonreír todos los días, y mientras nos hacia muy felices. Cada día a nuestro lado era un día más y esa era nuestra meta, un día más, y otro, y otro…… y cuando ya casi creíamos que contra todo pronóstico lo iba a conseguir se marcho. Estuvo riéndose con su hermano y sus primos hasta dos horas antes de decirnos adiós.

Pero yo no quiero contar una historia triste, porque es una historia preciosa. Que un niño en 15 meses venga a tu vida y te demuestre lo muchísimo que vale la Vida es un regalo. Es una inmensa fortuna. Soy una privilegiada, en primer lugar por haber tenido en mi vientre a tres hijos maravillosos. Porque uno de ellos me ha demostrado que cuando la vida tiene que vivirse te salen alas si es preciso, y la misma Vida te da fuerzas para todo. Además soy una afortunada porque yo he contado siempre con el apoyo incondicional de mi marido y mi familia. Esto me hace pensar mucho en las mujeres que ante una situación como la mía se sientan solas, a ellas les quiero decir que las comprendo, que entiendo sus preocupaciones, pero no están solas. Estamos aquí para quererlas, a ellas y sus hijos. Entiendo lo que es quedarte sin trabajo, yo tuve que dejar el mío para cuidar a mi Juan Pablo –entiendo lo que son las preocupaciones adicionales a la lógica y normal preocupación por la salud de tu hijo, por saber como lograras sacar adelante a tu familia-. A los tres meses de haber fallecido mi hijo me puse a buscar trabajo porque necesitaba trabajar……… Y en ese momento vuelves a ser consciente de que tu historia es juzgada por una parte de la sociedad, de que a juicio de algunos tu hijo no debería de haber nacido. De que cuando en una entrevista de trabajo te preguntan porque dejaste de trabajar se quedan impactados y tienes la sensación de que a veces te someten a un juicio moral por lo que has hecho o por lo que igual eres capaz de hacer.

Es entonces cuando te das cuenta que la maternidad no está todo lo protegida que debiera, y que los niños tampoco lo están. Y por eso estoy hoy aquí.

Para contaros que merece la pena mirar a los ojos a un niño como mi Juan Pablo y decirle que le quieres, porque no hay que tener miedo de decir que SI A LA VIDA, porque el miedo es la cárcel de la libertad. Por que yo he visto y experimentado que a pesar del sufrimiento se puede ser inmensamente feliz. Y porque si alguna mamá en una situación parecida a la mía me esta escuchando quiero que sepa que no está sola, que estamos aquí por ellos.

¡Gracias por venir aquí a que celebremos juntos esta fiesta de la vida!, ¡Gracias por dejarme compartir con vosotros la historia de Juan Pablo! Estoy segura de que si el hoy estuviera aquí diría SI A LA VIDA!.

4.2.- Testimonio de Paola, mujer que abortó

Me llamo Paola, estaba lejos de casa, en un viaje de trabajo, cuando me hice la prueba de embarazo. Al ver que salía positivo, empecé a temblar. No sabía si llamar al chico con el que estaba saliendo para decírselo, o esperar a volver. Al final le llamé, y él se quedó sin palabras. Sólo me dijo que nos viéramos cuando llegara a casa.

El mismo día que regresé a Madrid, él había cambiado. «Estaba muy nervioso, fumaba un montón. Cuando nos pusimos a hablar, lo que me dijo fue: “Mira yo a tí no te quiero, y he hablado con mi abogada para que hagamos un aborto”. Ya había pedido fecha y hora en una clínica, para el día siguiente. Al oír sus palabras tan frías me eché a llorar. Le dije que no quería hacerlo, que era mi hijo. Pero no sabía qué hacer, porque no podía acudir a mi familia, porque tenía una relación muy mala con mis padres, no me iban a dejar quedarme en casa. En ese momento, se me pasaron mil cosas por la cabeza: te entra miedo, no sabes qué hacer ni cómo reaccionar. Al final, le dije que si realmente quería hacer eso, lo organizara todo él, porque yo no podía.

La noche antes del aborto fue la más larga de mi vida. Tenía muchísimo miedo, me sentía muy sola, y no podía contarle a nadie lo que me estaba pasando. Pero no era capaz de decir no. Cuando llegó el día, durante el camino hacia el centro abortista comencé a llorar, y ya no dejé de hacerlo durante todo el tiempo. Al llegar primero se tenía que pagar para poder entrar y luego pasamos a una sala de espera. Yo estaba temblando de miedo. No estaba segura de lo que estaba haciendo, pero ya no me podía echar para atrás. En la sala había más chicas, y una me impresionó mucho porque una de ellas tenía bastante barriguita. Yo sabía que dentro había una persona, y que esa chica había venido a lo mismo que yo.

Luego pasamos a la consulta del médico, me hizo sentar para hacerme una ecografía pero no lo hacía con ninguna delicadeza. Sacó y  grapó la foto de la ecografía en la hoja donde yo tenía que firmar, y al verla me puse otra vez a llorar. Estaba viendo a mi bebé pero el médico me dijo:” O firmas, o te largas”. No sé si es que tenía un mal día pero era extremadamente frío y su cara no expresaba ningún sentimiento. Estaba tan nerviosa que me temblaban las manos y ni leí el papel,  lo firmé como pude y pensaba ¡Dios mío, qué estoy haciendo, por qué lo estoy haciendo!. Luego una enfermera me hizo pasar a otra habitación y me dijo que me tranquilizara, que no me iba a doler. Allí me quité la ropa y me puse el camisón de hospital,  me llevaron luego a otra sala y me acostaron en una camilla. Sólo me quedé con la cruz de la Primera Comunión. La cogí y le pedí perdón al Señor, le dije que tuviera compasión de mí hasta que me quedé dormida.

No sé cuánto tiempo transcurrió pero me desperté en la habitación donde me había cambiado de ropa. Al Ya sabía que lo había hecho, mi llanto fue desgarrador. Y lo peor de todo es que, mientras yo estaba así, mi novio estaba hablando por el móvil, como si fuera algo normal. Tenía todo tan controlado… que me pregunto si era su primera vez. Después de salir del centro abortista, desapareció y no lo volví a ver. No le importó cómo me sentía, sólo quitarse al hijo de encima. Un día, me lo encontré por la calle y me trató como si no hubiera pasado nada.

Sola, empecé a caminar por las calles como una zombie. No pensaba, no sentía nada. Sólo andaba. No era capaz ni de llegar a mi casa. Terminé yendo a un convento, donde conocía a la superiora y me abracé a ella y no pude contener las lágrimas y le conté que acababa de abortar. Ella lloraba conmigo, y me dijo que sentía mi dolor pero que aún así Jesús me amaba y estaba conmigo. Cuando me tranquilicé, me explicó que tenía que confesarme en la catedral, porque había hecho algo bastante grave y me acompañó al día siguiente.

Desgraciadamente, El sacerdote no me dijo nada que me diese fuerzas o me inspirara, sólo me dijo reza una oración y ya estas perdonada. Aunque me dijo que Dios me había perdonado, no lo sentía así conmigo misma sabía que no estaba bien.

Pasaron cuatro años y durante ese tiempo lo que hice fue intentar no pensar en el tema. Lo tapaba con otras cosas: con un montón de trabajo, con el alcohol, teniendo relaciones con chicos… Si veía un bebé me lo recordaba por un momento, pero enseguida desconectaba.

Así hasta agosto de 2012, cuando decidí irme de vacaciones con una gente a Medjugorje. Durante el viaje me sentí muy identificada con una mujer que dio testimonio sobre su aborto y lo mal que lo había pasado. Fue como si se me volvieran a abrir la herida. Me eché a llorar, hablé con uno de los sacerdotes y con esta mujer, que me recomendó que cuando volviese a Madrid hablase con la gente de Proyecto Raquel», una asociación que dan ayuda psicológica a la mujer que sufre el síndrome post-aborto.

Volví a Madrid, y entré en el Proyecto Raquel. Ahí, aprendí a reconocer la gravedad de la herida que llevaba dentro, y a superar el dolor. Si no hubiera sido por eso no podría hablar de ello, aunque cada vez que doy testimonio abro la herida, lo hago para que otras mujeres que se encuentren en su misma situación, se den cuenta de que no están solas, y animarlas a que no aborten. Cuando te dicen que no te va a doler, sólo te hablan de ti y del dolor físico pero no piensan en el sufrimiento psicológico ni mucho menos en el bebé que ha muerto.

Es muy doloroso cuando oyes a la gente defender el aborto. No se dan cuenta que es una persona ya sea porque el daño psicológico es tan fuerte que rechazan la vida o porque no son conscientes de que es una persona y que tiene espíritu y que lo primero que se forma es su corazón. Lo ven como un objeto, y por supuesto, no aguantan que se hable del derecho a la vida. Yo aborté porque no veía ninguna salida, era lo que se esperaba que hiciera. Nadie me dio ninguna clase de información sobre lo que iba a sufrir después, ni sobre las entidades que ofrecen ayuda.

Ahora, colaboro haciendo rescates y a todas las mujeres con las que hablo les cuento mi historia. El derecho al aborto ha hecho que las chicas aborten con más facilidad. Lo tienen tan asumido que, cuando se les ofrece una ayuda, simplemente te dicen: “Es que no quiero tener al niño”. Otras no quieren abortar pero van obligadas por sus padres, por sus novios. La sociedad se lo toma como algo rutinario.

4.3.- Testimonio de Sergio, joven que apoyó a su novia embarazada en circunstancias difíciles

Buenos días, agradezco a la vida la oportunidad que me da para contaros lo que he vivido con tan sólo 20 años.

Una noche hablando con mi pareja me dijo con tono muy serio, cariño creo que estoy embarazada porque noto que en mí ya hay una vida.

Esa noche empezamos hablar, de qué íbamos a hacer, cómo iban a reaccionar ambas familias, cómo íbamos a salir hacia adelante sin trabajo ninguno de los dos. Por que, Ángela tenía trabajo hasta que llegó a su empresa, confirmó que estaba embarazada y la despidieron sin más. ¡Y tan jóvenes!…

Al día siguiente decidimos ir a un sitio donde creíamos que nos iban a ayudar, y ese sitio era Planificación Familiar, donde nada más entrar nos pidieron los DNI y nos dijeron que esperáramos a que nos llamaran. Al entrar en la consulta nos hicieron muchas preguntas, la mayoría sin sentido.

La Doctora se levantó y se llevó a mi novia. Al poco rato, vino Ángela con la doctora y nos dimos las manos, nos miramos, y al quitarnos la mirada fue cuando nos comunicó que ese embarazo era muy grande y estaba muy avanzado; vamos, ¡de 5 meses y medio!.

A mi novia sólo se le pasó por la cabeza abortar. Ya que no nos dieron ninguna opción más de seguir con el embarazo. Sin más explicaciones la doctora que nos estaba atendiendo, cogió el teléfono y se puso hablar: “este domingo os mando una chica para que le hagáis una valoración ecográfica…”. Esas fueron las palabras que nosotros escuchamos, nos dio una dirección, y nos fuimos de allí.

Al salir, no sabíamos qué hacer; lo que no queríamos era llegar a casa, por el miedo a la reacción de las familias. Nos dimos una vuelta y al sentarnos en un banco nos dimos un abrazo y nos pusimos a llorar. Entonces, le echamos valor a la vida, y dijimos: “toca apechugar y toca decírselo a tu madre”. Bueno pues así fue. Llegamos a casa y nada más entrar le dije a la madre de Ángela: “te tengo que decir una cosa”- se echó a reír y dijo –“Que mi hija está embarazada”- y la dije –“pues si”- . Tras asimilarlo, nos dijo: “¿Qué queréis hacer vosotros?, porque con 20 años, os vais a arruinar la vida”. Mi novia le dijo: “mamá me han dado una dirección y tengo que ir este domingo a las 17:00h”.

Llegó el día de ir a esa famosa dirección. Salimos del metro y acompañados de mis padres nos encaminamos hasta llegar al lugar. Ese lugar era un centro dónde se practican abortos: la Dator. Un lugar muy frío donde no nos trataron nada bien. Yo tuve que esperar en una sala con mis padres, ya que no me dejaron entrar.  A los pocos minutos salió Ángela y me dijo: “Gordo coge mis cosas y vámonos”. Al salir, me dijo que nos habían engañado, que esa valoración ecográfica que nos mandó la de Planificación Familiar no era así si no que era para abortar y ella se negó.

Llamé a su madre y estas fueron sus palabras: “¿ya lo habéis hecho?”; y le conteste: “Seguimos adelante con el embarazo” y me colgó sin más.

Entre la madre de mi novia y otro familiar de ella, le quisieron pagar un  viaje a Londres para abortar, pero Ángela se negó rotundamente y al negarse llegó a casa y se encontró con que su madre la echó de casa.

Pasaron 9 meses para que el milagro de la vida me diera esto que tengo hoy y no lo cambio por nada del mundo.

(Salen las niñas y su madre al escenario).

Si a tí te dieron la vida, tú da otra vida. La vida se hizo para ser vivida no interrumpida.

ÁNGELA: Desde aquí, aunque no esté en esta gran fiesta quiero dar las gracias a mi padre porque a día de hoy desde que se enteró de que mi madre me echó de casa y estaba embarazada me acogió a mi, a Sergio y a mis hijas: Eva y Esther. Y también -ya que tengo la oportunidad en nombre de los cuatro-, dar las gracias a todo el personal que trabaja en la Fundación RedMadre por el apoyo el cariño y la ayuda que nos ofreció desde que entramos por la puerta hasta día de hoy, que para nosotros todos son NUESTRA FAMILIA. ¡SI A LA VIDA!

4.4.- Testimonio de Sofía, superviviente de un aborto

Mi nombre es Tatiana Sofia, soy rumana y estoy aquí para contaros como un simple “Sí” ha cambiado en tres ocasiones distintas el destino de mi familia.

He de subrayar que la primera parte de la historia es un relato que un día mi madre me contó. Nunca llegue a hablar de esto con mi padre y escuchar también su versión por vergüenza y dolor.

Según me contó mi madre, en el año 1988, cuando llevaban casi 2 años de casados y ella ya había dado a luz a su primer hijo – que es mi hermano mayor Francisco – mi madre se volvió a quedar embarazada, pero mi padre y ella no estaban en buenas relaciones, hasta querían divorciarse. Por esta razón y por culpa de la situación económica algo precaria de la familia, mi padre quería que mi madre abortara al hijo que llevaba en su vientre. También es verdad que, al dar a luz la primera vez por cesárea, era bastante peligroso el segundo parto, tratándose de un plazo corto entre los dos partos. Por tanto, ella no sabía exactamente qué hacer; por un lado estaban su marido y su propia hermana que la aconsejaban a que se librara de la criatura, pero por el otro lado estaba su madre que le pedía que no abortara y que no se preocupara porque ella misma se encargara de darle de comer al nuevo bebe.

Al final, mi madre siguió el consejo de mi abuela y, en el año 1989, dio a luz a una niña, y esa niña soy yo. Mi padre no tuvo de otra más que aceptar que yo naciera. Y aunque al final mi madre y él se habían reconciliado, parece ser que por un tiempo mi padre no quiso verme para nada, porque era chica. Hasta el día que me conoció y lo conquisté para siempre. Por muchos años, fuimos mi hermano Francisco y yo los únicos hijos de mis padres.

Y ahora es cuando empieza la parte de la historia que hemos vivido mis padres y yo en los últimos 11 años. Tras pasar el tiempo, en el año 2003, Francisco se fue a Canadá a estudiar. Entonces yo me convertí, digamos, en hija única de mis padres, o sea la única que estaba viviendo con ellos. Pero no por mucho tiempo.

Después de más o menos dos años, mi madre que había dejado de trabajar por mucho tiempo se decidió buscar trabajo y tener un contrato laboral para que de este modo algún día pudiera jubilarse. Lamentablemente no se podía dar el lujo de trabajar fuera de la casa, puesto que tenía también que cuidar de mi abuela, que estaba enferma de Alzheimer, y de otra tía mía, hermana mayor de mi madre, que tiene discapacidad. Así que tomó por su propia cuenta la decisión de acoger a un niño en la casa y trabajar de este modo como lo que en Rumania llamamos asistente maternal. A mí me hizo mucha ilusión la idea de volver a tener un hermano, mientras que mi padre no se mostró a favor de que trajera a vivir con nosotros a un niño extraño. Pero mi madre seguía yendo a un centro de acogida de niños abandonados, a escondidas, donde hacía unas prácticas para demostrar su capacidad de criar a un niño.

En este centro, mi mama se encariñó con una pequeña de 3 años llamada Ramona. Era una niña maltratada, al igual que los demás niños del centro, y había llegado allí porque su madre biológica no tenía recursos económicos para criarla y a su padre, que vivía en otra ciudad, no le importaba la criatura. Cuando esta pequeña veía a mi madre llegar al centro, trayéndole chocolate y ofreciéndole todo su cariño, la niña se ponía muy feliz y ya la consideraba su mamá.

Después de unos meses de práctica, mi madre consiguió su propósito y acogió a la pequeña Ramona que pronto iba a cumplir 4 añitos. Recuerdo que, aunque no resultó varón como yo le había pedido a mi madre, al conocerla estaba yo tan emocionada que mis reacciones eufóricas de adolescente la asustaron un poco. Ese día, mi padre no sabía la sorpresa que se iba a encontrar en casa. Pero Dios quiso que justo entonces no viniera solo a casa, sino acompañado por un profesor de informática al que le pidió que arreglara el ordenador. Así no pudo protestar delante de él, al ver a la niña y tuvo que esperar a que el profesor se fuera para poder reclamarle a mi madre. Solo que hasta que eso pasase, Ramona ya lo había conquistado con un par de frases, como lo había hecho yo años atrás con una mirada y una sonrisa. Así que no tuvo de otra y aceptó que Ramona se quedara a vivir con nosotros.

A pesar de que mi hermano Francisco se encontraba en Canadá, Ramona sabía que, a parte de mí, tenía un otro hermano con el que hablaba de vez en cuando por internet. El día que mi hermano volvió a Rumania, el primer encuentro con Ramona en el aeropuerto de Bucarest fue épico. Fue, digamos, cariño de hermanos a primera vista. Ya éramos tres a partir de ese día.

Después de otro tiempo, mis padres decidieron adoptar a Ramona. Ella fue olvidando, poco a poco, la vida bastante desgraciada que vivió antes de que mi madre la trajera a nuestra casa. Estaba convencida que mis padres eran sus padres y que después de haber nacido ellos la perdieron, por eso tuvo que vivir al principio lejos de la familia. Cuando mis padres me confesaron sus planes sobre la adopción, yo estuve obviamente de acuerdo. Francisco tampoco se mostró en contra. Sabíamos perfectamente que eso implicaba compartir nuestra herencia con la nueva integrante en la familia, pero no nos importó. Así que cuando al fin obtuvieron el acuerdo de la verdadera madre de Ramona y lograron adoptarla, mis padres aprovecharon para cambiarle el nombre, de Ramona a Mónica. Hace tiempo que en la familia habíamos dejado de llamarla Ramona, para decirle Mona a secas, precisamente porque ese nombre le traía muchos recuerdos tristes, de los años vividos en el centro de niños sin acogidas. Así que tras la adopción, la niña se convirtió prácticamente en una niña nueva, con un nombre y un apellido distintos.

Pero como no todo es color de rosa, la adopción de mi hermanita Mónica implicó automáticamente que mi madre se quedase otra vez sin trabajo. Así que se le ocurrió hacer lo mismo: acoger a otro niño. Lo consultó conmigo y la verdad es que esta vez ya no me gustó tanto la idea. Pensaba que con mi hermano Francisco, mi hermanita Mónica y yo ya era bastante. No obstante, había algo que me hacía no solo aceptar la propuesta de mi madre, sino pedirle que lo hiciera.

Lo que ocurre es que Mónica tenía un hermano de sangre, de casi 4 años, que la madre de ellos lo había abandonado también en un centro de niños, esta vez en la ciudad donde vivía el padre de los pequeños, y que se encuentra bastante cerca de Moldavia y muy lejos de la capital de Rumanía. Dicho de otro modo, Mónica tenía un hermano a la otra punta del país y no tenía ni idea. Este niño se llamaba Miguel y estaba ya acogido por una familia de aquella ciudad. Por tanto, le dije a mi madre que estaría de acuerdo que acogiera a otro niño siempre y cuando se tratara del hermano menor de Mónica. Así que mis padres lucharon y exigieron al centro de Bucarest que trasladaran al pequeño a la capital para llevarlo a vivir junto con su verdadera hermana, que ya formaba parte oficialmente de nuestra familia.

Tras haber obtenido difícilmente el consentimiento de la madre, mis padres se fueron junto con Mónica a esa ciudad. Allí la pequeña conoció tanto a su hermanito Miguel, como también a su progenitor y mis padres lograron convencer a este señor para que permitiese el traslado de su hijo menor a Bucarest; de este modo, el juez dictó sentencia y mis padres ganaron el juicio. A Miguel ya le había dicho la familia que lo tenía acogido que sus padres y su hermana iban a venir a por él para llevarlo a Bucarest. Pero el niño no entendía mucho. A mi hermana, en cambio, mis padres le inventaron una historia para no revelarle la verdad entera. Cada uno conocía una historia distinta, pero aun así se encariñaron con mucha facilidad el uno con el otro, después de los primeros días de convivencia.

Al volver a casa, el niño estaba al principio bastante asustado y tímido; solo quería estar cerca de la que le habían dicho que es su hermana. Pero poco a poco nos fue conociendo y coger confianza a todos los miembros de la familia (es decir, también a mí, a mi hermano mayor y a mi tía con discapacidad) y empezó a sentirse como en su casa, como en su familia de toda la vida.

Esta historia que os he contado ahora todavía no ha llegado a su final y lo que más deseo es que en un futuro no muy lejano, mis padres adopten también a mi hermanito. Por el momento, a Miguel, que dentro de un mes cumplirá 8 años, no parece importarle demasiado su pasado y Mónica, siendo consciente de que él llegó ya mayorcito a nuestra familia, piensa que él no es su hermano de sangre, en comparación con Francisco y conmigo. O sea, al revés.

Yo animo sinceramente a todas las parejas, puedan o no tener hijos, a que adopten uno o varios niños abandonados. Por mi experiencia de hermana, les prometo que el lazo de sangre no se compara con el lazo creado sobre el amor y el cariño verdadero. Y llega un momento cuando ya no haces la diferencia de quien es sangre de tu sangre y quién no. Yo lo único que les aseguro es que quiero de la misma manera a mi hermano mayor Francisco, como a mis dos hermanitos Mónica y Miguel. Y doy gracias a Dios por haber pensado en mis padres para que se convirtieran en sus padres adoptivos. Hay muchos niños abandonados y sin suerte que los necesitan a todos ustedes. No les den la espalda, negándoles la oportunidad de crecer en una familia y tener un futuro prometedor. Mi hermanita hubiera acabado muy mal si nadie la hubiese sacado de ese centro donde la abusaban físicamente y psíquicamente; no obstante, hoy día es una señorita de 13 años, bien educada y muy dulce, estudiante en el Colegio de Coreografía de Bucarest. Es decir, posiblemente una futura bailarina. En cuanto a Miguel, el corrió todavía con más suerte porque, aparte de estudiar en el Colegio Bilingüe “Miguel de Cervantes” de Bucarest y sacar muy buenas notas, al ser pelirrojo, le han elegido varias veces para grabar comerciales y videoclips de cantantes rumanos. Se podría decir que son dos pequeñas estrellas en desarrollo. Y todo porque alguien les dio la oportunidad de tener un hogar, donde gozar de amor, felicidad, educación y compañía. Y ese alguien son mis padres, los mismos que pensaron abortarme a mí hace más de 25 años, pero que no lo hicieron.

4.5.- Testimonio de Miguel Ángel

Me llamo Miguel Ángel, trabajo en Catergest, una empresa de catering desde hace 15 años con el apoyo de Down Madrid.

Voy al Club del Estudiante a ver jugar al baloncesto. Es mi equipo favorito.

Me gusta el Real Madrid de fútbol y mi jugador favorito es Iker Casillas Fernández.  Gracias a todos por venir y estar con nosotros.

5.- Manifestación – Acto

ESCALETA 23 de marzo 12 horas
HORA BLOQUE MODO TIEMPO
12:00:00 música relleno Música
12:05:00 Cuenta atrás (cronómetro cine) 0,10″
12:05:10 Comienza Presentación ACTO por Elena y David
12:07:00 Concurso video aplausos
VTR Huggies VTR
VTR McDonals VTR
VTR Coca Cola VTR
12:37:00 Llegada de la pancarta
12:39:00 VTR Sombras Chinescas 0:02:45
12:41:45 Inés Cuartero (madre de niño muere a 11 meses) TESTIMONIO 0:04:00
12:45:45 Entran presentadores Despedida Inés (puzzle) + mensajes (patinadoras) 0:04:00
12:49:45 Presentadores dan paso a enfermero pres 0:01:30
12:51:15 VTR Enfermero 0:03:00
12:54:15 Testimonio Paola (mujer que abortó + piezza de puzle) TESTIMONIO 0:04:00
12:58:15 Paola se cuelga la guitarra y punteo dúo de guitarras 0:01:30
12:59:45 TAXMAN: Qué bonita la vida / puede ser (Dani Martín) 0:03:00
13:02:45 Suben presentadores y Acto Girasoles ABC pres 0:01:00
13:03:45 VTR María del Mar VTR 0:01:30
13:05:15 Presentadores (pieza puzzle) + sms patinadoras + saludos internacionales + S Y A 0:05:00
13:10:15 Testimonio Sergio y Ángela (2 PIEZAS DE PUZZLE) TESTIMONIO 0:05:00
13:15:15 Baile de Europa 0:02:51
13:18:06 Testimonio de Sofía  (última pieza del puzzle) TESTIMONIO 0:05:00
13:23:06 Presentadores y puzzle terminado pres 0:01:30
13:24:36 Sube Inés 0:02:30
13:27:06 TAXMAN: fito que viene y va 0:03:00
13:30:06 Presentadores dan paso al vídeo pres 0:00:30
13:30:36 VTR Down VTR 0:02:28
13:33:04 Suben presentadores con testimonio Down 0:01:00
13:34:04 Testimonio Down + lectura mini manifiesto Down TESTIMONIO 0:06:00
13:40:04 TAXMAN: No importa que llueva ACTUACIÓN 0:00:30
13:40:34 Lectura MANIFIESTO: Presentadores + Down MANIFIESTO 0:03:00
13:43:34 Suelta de Globos LA RAZÓN + DESPEDIDA 0:00:30
13:44:04


6.- Manifiesto

Manifiesto del Día Internacional de la Vida 2014

SÍ A LA VIDA

La defensa de la vida, la mujer y la maternidad es una de las necesidades perentorias de nuestra época para construir una sociedad acorde con la dignidad  humana. El siglo XXI debe ser el siglo del compromiso con la vida superando la “cultura de la muerte” que caracterizó al siglo XX, siglo de totalitarismos, guerras, genocidios y aborto. Esta exigencia ética coincide con la necesidad de superar el suicidio demográfico en que está empeñada la vieja Europa y con ella España: la caída de la natalidad es la verdadera “bomba demográfica” de nuestra época. El apoyo a la maternidad es exigencia de justicia y, además, de perentoria necesidad para que España y Europa en su conjunto tengan futuro.

Los padres de familia son verdaderos benefactores sociales. Su apertura a la maternidad/paternidad les convierte en personas que ayudan a garantizar una sociedad con futuro y, por ello, merecen la solidaridad y el apoyo de toda la sociedad a través de políticas públicas comprometidas activamente con la maternidad y la vida.

Toda Europa es consciente ya de que necesitamos ciudadanos que se abran a la vida pues sin esos benefactores sociales Europa pasará a ser algo residual en un mundo global donde el capital humano es –como siempre- condición imprescindible de viabilidad.  Necesitamos apoyar la maternidad porque es de justicia y porque, además, resulta imprescindible para tener futuro. Los prejuicios ideológicos del antihumanismo laicista de género (la exaltación de una sexualidad irresponsable, la fobia a la maternidad, el desprecio a la vida)  no pueden seguir bloqueando algo que es de justicia: el apoyo público a la vida y la maternidad.

Por ello, en este año 2014, los convocantes de las concentraciones del Día Internacional de la Vida en España solicitamos a todas las autoridades europeas y nacionales:

a)     políticas activas y eficaces de protección a la maternidad y la familia, sostén de la sociedad en esta época de crisis, fuente de solidaridad y garante de la vida y el cuidado a los más necesitados.

b)     apoyo real a la mujer embarazada para que pueda ejercer su derecho a ser madre con el apoyo de redes eficaces que le garanticen que nunca estará sola ante sus problemas y dificultades.

c)      construcción de un compromiso público con la maternidad y la vida como bienes sociales dignos de aprecio y aplauso; compromiso que debe extenderse a las políticas públicas, al modelo de relaciones laborales y la cultura común.

Y, en particular, solicitamos al Gobierno y los partidos políticos españoles que en el actual debate sobre la reforma de la legislación en materia de aborto se preocupen de verdad y en serio de ayudar a construir una sociedad que proteja la vida y la maternidad en clave de solidaridad comprometida con la mujer embarazada y sus necesidades.

Por cuarto años consecutivos nos reunimos para celebrar el Día Internacional de la Vida y queremos manifestar ante toda la sociedad española y ante el mundo, que defendemos:

a)     que cada vida humana es única, irrepetible y valiosa y debe ser protegida y cuidada desde su concepción hasta la muerte natural, siempre y en toda circunstancia y sobre todo en los momentos de mayor fragilidad.

b)     que el ser humano tiene una dignidad que no pierde con la edad, la enfermedad o las circunstancias en las que ha sido engendrado o le ha tocado vivir y debemos reconocerle los  derechos  asociados a esa dignidad.

Un año más, COMPROMETIDOS CON LA VIDA, manifestamos nuestra voluntad de trabajar activamente para que  España  sea punta de lanza en Europa en la recuperación del aprecio y la protección a la vida humana, la mujer y la maternidad.

Madrid, marzo de 2014.


7.- Apuntes Históricos sobre el 25 de Marzo, Día Internacional de la Vida

En el primer Congreso Internacional Provida, celebrado en Madrid en el 2003, tras una encuesta mundial contestada por más de 20.000 grupos y asociaciones de más de 20 países de Europa y América, se acordó por declarar el 25 de marzo el día Internacional de la Vida.

En otros países, especialmente de América ya se venía celebrando el Día del niño por nacer o Día de la vida naciente, pero al declarar el Día de la Vida se celebra no sólo el derecho a nacer de los concebidos sino el respeto a la vida y la dignidad de todo ser humano desde la concepción hasta la muerte natural.

El primer país que celebró el día de la Vida de manera institucionalizada fue El Salvador en 1993. Le siguió Argentina, donde la primera celebración oficial del Día del Niño por Nacer, se produjo el 25 de marzo de 1999 por iniciativa del presidente de la nación respaldado por la Conferencia Episcopal. Ese mismo año el Congreso de Guatemala declaró el día 25 de marzo como Día nacional del Niño no nacido.

En Chile, a partir de una campaña que contaba con el apoyo de miles de firmas y varios alcaldes, el 18 de mayo de 1999 la Cámara de Senadores aprobó por unanimidad un proyecto por el que se declaraba el día 25 de marzo de cada año, como el día del niño concebido.

En el marco del III Encuentro de Políticos y Legisladores de América, la primera dama de Costa Rica, Lorena Clara de Rodríguez, anunció la celebración de un día por la vida del no nacido en Costa Rica.

En Nicaragua, el presidente de la República con el apoyo de la Iglesia y de los grupos provida, dictó el día 25 de enero de 2000 un decreto por el que declara el día 25 de marzo de cada año como el “Día del Niño por Nacer”.

En República Dominicana fue aprobada a comienzos del año 2001, la ley civil que instituye la celebración, considerando como “apropiado y necesario consignar un día al Niño por Nacer, con la finalidad de propiciar la reflexión sobre el importante papel que representa la mujer embarazada en el destino de la humanidad, y el valor de la vida humana que porta en su seno”.

Actualmente, en Venezuela, Uruguay y Panamá, grupos de defensa de la vida promueven campañas de recogida de firmas para lograr el reconocimiento de la fiesta por las autoridades civiles. En Uruguay, cada 25 de marzo, se realizan marchas pacíficas de protesta contra las clínicas de aborto clandestinas y se alertan a las mujeres sobre los graves daños psicológicos y físicos que el aborto les puede causar.

Perú es, en este momento, el último país en haber instituido por Ley, la fiesta de la vida. En enero del 2002, el Congreso de la República Peruana declaró el 25 de marzo como “Día del Niño por Nacer”.

En México se celebra el 25M el “Día de la Vida concebida en el seno materno”.

“Día del Niño no Nacido” es el nombre que la fecha recibe en Austria, según acordaron los grupos pro-vida del país y se celebra también el 25M.

En Eslovaquia, los grupos pro-vida han enviado una carta al Consejo Nacional de la República Eslovaca solicitando que el 25 de marzo se declare como “Día del Niño Concebido”.

En Cuba, la arquidiócesis de La Habana también celebra el “Día por la Vida” y los grupos provida, junto con la Iglesia Católica, llevan a cabo una callada y efectiva labor de ayuda a la vida.

En Filipinas la Presidenta  Gloria Macapagal Arroyo, declaró oficialmente el 25 de marzo como el Día del No Nacido.

El Día de la Vida en España

En España desde años antes que se despenalizara el aborto, las asociaciones provida venían desarrollando una importante labor de ayuda a la embarazada en dificultades, así como una incansable labor de divulgación de la cultura de la vida, congresos, trabajo de investigación, apoyo a los cuidados paliativos etc. Hubo grandes manifestaciones y actos públicos en defensa de la vida, en distintas fechas.  A partir de 2003, con motivo de la institución del Día Internacional de la Vida, en el marco del Primer Congreso Internacional provida, se vienen realizando en torno al 25 de marzo numerosas actividades informativas, divulgativas y de concienciación social como mesas informativas en la calle, ruedas de prensa, conferencias, eventos musicales, etc.

En los últimos años han surgido nuevos grupos en defensa de la vida humana que han aportado fuerza e iniciativas diversas y se han llevado a cabo numerosos años.


8.- Datos generales sobre la manifestación

8.1.- Hora:

12.00 h

8.2.- Lugar :

Manifestación de Cibeles a la Puerta del Sol

8.3.- Plano situacional:

8.4.- Otros datos de interés general:

•Señal satélite: Valtierra Producciones: con Ana Fernández en la dirección de mail (afernandez@valtierraproducciones.com) o en el número de teléfono 91 327 87 50.

• El escenario mide escenario mide escenario mide 11 por 8 m²,

• Amenizará el evento el grupo musical TAXMAN

• Se contará con una tribuna de prensa a dos alturas.

• Se instalará una pantalla de 6 por 4 m², para la proyección de algunos testimonios en vídeo.

• La pancarta de cabecera: 15m x 1,20m

• La pancarta Gigante: 30m x 4m elevada por globos

• Los medios contarán con imagen y sonido realizados.

• Durante la concentración se dispondrán stands con camisetas, banderas, pañoletas y pins que podrán ser adquiridos por los viandantes.

• Se dispondrán de 80.000 vatios de sonido, aproximadamente y se facilitará señal de imagen y sonido con salida de satélite para los medios,

• Concentraciones: un total de 37, de las cuales 9 son fuera de España

(Latinoamérica: Aguascalientes, Trujillo, Arequipa y Lima de Perú, Buenos

Aires, y Europa: una en Lisboa y una en Bruselas)

• Adhesiones: llevamos ahora mismo un total de 520. Adhesiones:

De las cuales 67 son internacionales (Estados Unidos, Irlanda, Bélgica, Reino

Unido, Noruega, Austria, Finlandia, Eslovaquia, Chile, Cuba, Rumanía, Francia,

Italia, Perú, Portugal, Argentina, Brasil, Cuba, México, Uruguay, Venezuela, El

Salvador y la India)

• En la página web, http://www.sialavida25m.org/materiales se han habilitado pancartas de mano para que quien quiera pueda descargárselas y llevarlas desde sus casas.

• La organización de la manifestación solicita la colaboración de todos para sufragar los gastos tan importantes que han supuesto medios técnicos y logísticos, para ello se ha habilitado un servicio de mensajería. Manda un

SMS al 28099 con el texto AYUDA VIDA y donarás 1,20€ a la Plataforma “SÍ

A LA VIDA”, (importe íntegro del SMS) o realizando un donativo en la cuenta:

2105 2113 20 1242000149, 2105 2113 20 1242000149 con el concepto “Manifestación Sí a la Vida “Manifestación Sí a la Vida 23M2014″

8.5.- Página Web:

www.sialavida25m.org

9.- Concentraciones en toda España

AGUASCALIENTES, MÉXICO

Sábado 22 de marzo a las 4:30 de la tarde

ALICANTE

Sábado 22 de marzo a las 7 de la tarde

Plaza de la Montañeta

AREQUIPA, PERÚ

Sábado 29 de marzo a las 10 de la mañana

Parque Mayta Cápac

ÁVILA

Domingo 23 de marzo a la 1 de la tarde

Plaza de Santa Teresa (El Grande)

BRUSELAS, BÉLGICA

Domingo 30 de marzo a las 2 de la tarde

De la Plaza Mont des Arts al Palacio de Justicia a través de la Place Royale

BUCAREST, RUMANÍA

Sábado 22 de marzo a las 2 de la tarde

Piata Unirii – Parcul Tineretului

De la Plaza de la Unión al Parque de la Juventud

BUENOS AIRES, ARGENTINA

Martes 25 de marzo a las 5 de la tarde

Catedral Metropolitana

CIEZA, MURCIA

Viernes 21 de marzo a las 7:30 de la tarde

IES Diego Tortosa

CIUDAD REAL

Sábado 22 de marzo a las 10 de la mañana

Plaza del Pilar

CÓRDOBA

Sábado 22 de marzo a las 12 de la mañana

Bulevar de Gran Capitán junto a la Iglesia de S. Nicolás

GRANADA

Domingo 23 de marzo a las 11 de la mañana

Fuente de las Batallas

GUADALAJARA

viernes 21 de Marzo a las 6 de la tarde

Plaza de Santo Domingo

LA CAROLINA

Sábado 22 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza del Ayuntamiento

LA CORUÑA

Sábado 22 de marzo a las 5 de la tarde

Jardines de Mendez Núñez

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Sábado 22 de marzo a las 12 de la mañana

Desde la Calle Triana, esquina Malteses, hasta el Parque San Telmo

LIMA, PERÚ

Sábado 22 de marzo a las 9 de la mañana

Cruce de la Av. Brasil con Javier

LISBOA, PORTUGAL

Domingo 5 de octubre a las 3 de la tarde

De la Plaza Marqués de Pombal a la Plaza do Rossio

LUGO

Domingo 23 de marzo a la 1 de la tarde

Delante del Ayuntamiento

MADRID

Domingo 23 de marzo a las 12 de la mañana

De Cibeles a Sol

MURCIA

Domingo 23 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza Cardenal Belluga

NAVAS DE SAN JUAN

Domingo 30 de marzo a las 12:30 de la mañana

Plaza de la Iglesia

ORIHUELA, ALICANTE

Sábado 22 de marzo a las 12 de la mañana

Glorieta Gabriel Miró

OVIEDO

Domingo día 23 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza de la Escandalera

PALMA DE MALLORCA

Domingo 23 de marzo a las 12 de la mañana

De la Plaza Mayor a la Delegación de Gobierno

PAMPLONA

Domingo 23 de marzo a las 12 de la mañana

De la Plaza de la Paz, Plaza Merindades, hasta la Plaza del Castillo

PRAGA, REP. CHECA

Sábado 29 de marzo a las 2 de la tarde

Mariánské náměstí

Plaza de Santa María

SALAMANCA

Domingo 23 a las 12:30 de la mañana

Plaza de los Bandos

SAN FERNANDO, CÁDIZ

Martes 25 de marzo a las 8 de la tarde

Plaza de la Iglesia

SAN SEBASTIÁN

Sábado 22 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza Gipuzkoa

SEVILLA

Domingo 23 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza Nueva

TERUEL

Sábado 22 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza del Torico

TORRENT, VALENCIA

Domingo 23 de marzo a las 12:30 de la mañana

Plaza Obispo Benlloch

TRUJILLO, PERÚ

Sábado 22 de marzo a las 9 de la mañana

Frente a la Facultad de Medicina de la UNT

VALENCIA

Domingo 23 de marzo a las 12 de la mañana

Plaza de la Virgen

Sábado 29 de marzo a las 5 de la tarde

Plaza de la Virgen,

VIGO

Martes 25 de marzo a las 8:30 de la tarde

Del Museo Marco al Sireno

ZARAGOZA

Domingo 23 a las 12 de la mañana

Plaza del Pilar

Descárgate el Dossier en PDF